LOS RETOS DE LA EDUCACIÓN SOCIAL EN TIEMPOS DE LA GLOBALIZACIÓN

Estando al lado de las personas que han recibido violencia policial en Catalunya por querer votar, participo en el #EdusoDay207. Este año des del CEESC, para el Día de la Educación Social, nos han invitado a participar en el Carnaval de Blogs intercambiando textos con otros compañer(a)s. Bailaré con la Carmen C. Ordas, compañera de Valladolid. Nos conocimos a través de twitter y finalmente nos desvirtualizamos en el Congreso de Educación Social de Sevilla y en el Escrivint Educació Social a Barcelona. Un placer escucharla y un placer leerla. Os recomiendo que lo sigáis en redes sociales y en su blog.

…………………………………………………………………………..

Los retos de la educación Social en tiempos de globalización

Por Carmen C. Caordas.

Sirva esta entrada para reflexionar sobre cómo siento la profesión. Si uno mis conocimientos teóricos con mi experiencia profesional, observo y llego a la conclusión de que en el momento actual que nos encontramos, quizá sea más difícil acompañar, intervenir y educar, que hace treinta años. Muchos indicadores me hacen pensar que la globalización tiene que ver con esta dificultad. Los condicionantes externos a la propia intervención educativa son muy numerosos y además ejercen hoy en día, una gran influencia en las personas con las que trabajamos.

En mi caso que trabajo con jóvenes infractores, muchas veces me pregunto si los talleres o actividades que con tanta ilusión preparamos mis compañeros y yo, tienen sentido para ellos. Y no deja de recorrerme por todo el cuerpo un escalofrío lleno de impotencia.

Mis chavales y chavalas dominan a la perfección las redes sociales y están enganchados a muchas de ellas. La información que les llega a través de estos medios resulta incontrolable. Pueden conectarse a miles de kilómetros con otros adolescentes para jugar on line, comentar los últimos capítulos de las series estrenadas en internet o compartir vídeos de youtubers. Toda esta amalgama de contenidos superficiales siento que les muestra una realidad engañosa, que les hace tender a una homogeneidad de criterio, perdiendo el suyo propio. Y a veces cuando estoy con ellos, les miro y no puedo evitar pensar si realmente los valores que queremos transmitirles son para ellos suficientes, incluso, llego a pensar si son creíbles.

Antes, no mucho antes, podemos seguir manteniendo la referencia de 30 años, los diferentes contextos como la familia, el barrio o la escuela contaban con una identidad y normativa propia, que les hacía convertirse en una comunidad educativa. De alguna manera, aunque fuera de forma implícita esto favorecía que los jóvenes respondieran a las intervenciones educativas de formas más genuinas.

Sin embargo ahora, nuestros jóvenes responden a multitud de estímulos y todos parecen quererles decir lo mismo. Mientras, yo sigo con mi debate interno y frustrante. Y continúo preguntándome, de qué me sirve a mí, organizar talleres de igualdad, cuando las canciones que escuchan no dejan de acompasar mensajes llenos de machismos con melodías machaconas. Cuando los y las protagonistas de las series que siguen son adolescentes perfectos, de miradas divinas y cuerpos esculpidos… Con qué margen de maniobra puedo aparecer un lunes por la tarde en el centro y trabajar con ellos la aceptación de su propio cuerpo. O simplemente llega el fin de semana, y la película elegida para ver tranquilamente en el sofá del Hogar, responde a secuencias del mito del amor romántico. Y no puedo evitar sentir un agotamiento generalizado…

Reconozco que compenso todas mis dudas y sinsabores con mañanas de conversaciones largas, en las que la dinámica del Hogar se vuelve más distendida. En algún momento siento que son ellos mismos y comprenden toda la realidad compleja en la que se ven inmersos. Este escenario de incertidumbre, despersonalización en un continuo movimiento vertiginoso lleno de acontecimientos políticos, económicos y sociales tan cambiantes… Provoca que viva a la intemperie expuestos a una sobre estimulación de información ingente, ofrecida desde distintos medios tecnológicos, sin un mínimo de control y soportando los mismos mensajes… Al final pienso que debe ser desalentador para ellos, les asusta, les da vértigo. Les resulta mucho más fácil sucumbir a la inmediatez de la comunicación, al comentario que se genera en cualquier parte del mundo y todos conocen, a la canción que todo adolescente accede a través del mismo botón de descarga y a la serie de internet que desde cualquier rincón del mundo se tuitea.

Dado este panorama tan universal, tan de lleno, tan directo, hace que me plantee que cada vez tengamos que ser más creativos y utilizar otras herramientas distintas para abordar estos retos. De hecho he pensado utilizar sus mismas herramientas (como las redes sociales) para demostrar a mis chavales un nuevo uso, otras posibilidades. Que puedan comprobar que se pueden utilizar desde el sentido contrario. El sentido que les fortalezca como individuos críticos, conscientes de la sociedad en la que viven, con capacidad plena para participar y transformar su comunidad desde la dignidad y responsabilidad.

Dejo de pensar en alto por un momento, me callo y leo unas palabras de Rosa Ludy Arias Campos con las que me siento identificada: “frente a la globalización no existe un consenso, sobre si uniforma a la humanidad, arrasa con las culturas locales, despersonaliza y somete el pensamiento. Lo que sí parece una apreciación común, es la que se refiere a la disminución de la facultad de los seres humanos, para obrar con criterios propios y de acuerdo a su voluntad, haciendo que la identidad, la subjetividad, y la capacidad de agenciar proyectos comunes se diluya y se pierda en la totalidad. En este campo, los objetivos de vida están mediatizados por lo que está de moda, se vende, se publicita, haciendo que la forma de estar en el mundo se preocupe más por los medios, que por los fines del desarrollo. Esta tendencia genera la trivialización del significado de vivir y convivir, la falseación de la autonomía, y la independencia”.

Espero a que lleguen las 15:30 h. para entrar en el centro y estar con los chavales con la misma ilusión de siempre.

carnavalblog_cats

Anuncios

3 Respuestas a “LOS RETOS DE LA EDUCACIÓN SOCIAL EN TIEMPOS DE LA GLOBALIZACIÓN

  1. Pingback: Carnaval de Blogs 2017 – Dia Internacional de l’Educadora i Educador Social | FEM DE TOTES I TOTS AQUESTA SOCIETAT·

  2. Pingback: Feliz dia del Educador Social BLOGS DEL #DIAES – RETOS DE LA VIDA·

  3. Pingback: ¡Día Internacional de la Educación Social! – Sueños de utopía·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s